La Isla Prohibida


-Ya casi llego- le comunico a mi compañero por el walkie talkie mientras sigo corriendo, al mismo tiempo que sujeto fuertemente la estatua del viento con la otra mano.
El bosque carmesí del que acabo de salir no es más que un trozo de mar ahora, la roca del fantasma tan solo un elemento decorativo parecido a la típica calavera de un enorme acuario.
Rápidamente trato de pasar el puente colgante mientras veo subir más y más el nivel de las aguas. Al otro lado, en la Pista de aterrizaje, veo a mis amigos tratando de ayudarme, unos añaden tierra tratando de mantener la pista a salvo de las devoradoras aguas, mientras el piloto pone en marcha el helicóptero al verme aparecer… Solo un poco más.
¡Bienvenidos a tod@s!


Hoy os voy a hablar de La Isla Prohibida, una aventura cooperativa pensada para 2-4 jugadores mayores de 10 años y cuyas partidas tienen una duración media de unos 30 minutos.

¿De qué trata?

En ella interpretamos a un equipo de aventureros dispuestos a recuperar las cuatro reliquias mágicas del antiguo imperio de los Arcanos.
Pero, los arcanos vieron el gran poder de las reliquias y prepararon la isla de tal forma que si alguien volvía a entrar, esta empezaría a hundirse en las aguas.
¿Será tu equipo lo suficientemente audaz y rápido para sobrevivir y conseguir sacar de la isla las reliquias?

¿Qué contiene?


El juego consta de un tablero modular, formado por unas 24 losetas que muestran las distintas localizaciones de la isla, 4 figuras que representan cada una de las reliquias, unos cuantos peones de colores que representan a los distintos aventureros, tres grupos de cartas (De inundación, de tesoro y las de aventurero) y por último, pero no menos importante, un marcador el cual indicará el nivel actual del agua y cuantas cartas de inundación deberemos de robar.
Cada loseta está muy bien decorada con dos lados, uno con vivos colores y el otro con la misma imagen pero de tonos azules (para indicar que está inundada). Cada cara muestra la localización y el nombre de dicha localización. Hay algunas especiales, las cuales indican o bien un peón de un determinado color (marcando la casilla de inicio de ese aventurero) o bien una de las cuatro reliquias.

Existe una expansión que el autor del juego regaló cuando fue como invitado al Festival de 2014 de Juegos de Mesa de Córdoba. Trata de lo siguiente:

-El Cervatillo de Medina Azahara
-Los poderes de los Tesoros Mágicos
-Variantes de la isla.
-Nuevos sistemas de juegos.



¿Cómo se prepara?

Para empezar a jugar, habrá que recrear primero la isla con las losetas, en el manual del juego nos muestran la forma estándar de la isla. Pero en la página de Devir podemos obtener un pdf con nuevas ideas para colocar las losetas, creando islas más intrincadas y algo más complejas de superar por la distancia entre ellas. (http://wp.devir.es/wp-content/uploads/2014/04/IslaProhibida-Escenarios.pdf)

Una vez formada la isla, se reparten las cartas de aventurero:
·         Explorador: Tiene la capacidad de desplazarse y asegurar en diagonal.
·         Navegante: Tiene la capacidad de mover a todo jugador hasta 2 losetas adyacentes gastando 1 acción.
·         Piloto: Tiene la capacidad, una vez por turno, de volar a cualquier loseta de la isla gastando 1 acción.
·         Ingeniero: Tiene la capacidad de asegurar hasta 2 losetas gastando 1 acción.
·         Mensajero: Tiene la capacidad de entregar cartas de tesoro a un jugador en cualquier lugar de la isla gastando 1 acción por carta.
·         Submarinista: Tiene la capacidad de mover a través de 1 o más losetas adyacentes inundadas y/o perdidas gastando 1 acción.

Una vez repartidos los aventureros, se reparten las cartas de tesoro, estas pueden ser imágenes de algunos de las cuatro reliquias, una carta de ¡Las aguas suben! o una especial como el Ascenso en helicóptero o los Sacos Terreros.
Por último habrá que establecer el nivel del agua, según la dificultad a la que queráis jugar la isla se inundará al principio más rápido o más despacio.
Una vez terminados los preparativos dará comienzo la aventura.

El juego

Cada jugador puede realizar un máximo de 3 acciones, después de esas acciones se deben de robar dos cartas de tesoro y luego tantas cartas de Inundación como indique el nivel del agua.

Las acciones que pueden realizar los jugadores son las siguientes:
1.       Mover: Puedes mover tu peón a una loseta de Isla adyacente, pero solo arriba, abajo, izquierda o derecha.
2.       Asegurar: Puedes gastar una acción para asegurar una loseta de Isla en la que esté tu peón o una adyacente arriba, abajo, izquierda o derecha.
3.       Entregar una carta de tesoro: Puedes entregar 1 o más cartas de Tesoro a otro jugador si vuestros peones están en la misma loseta. No se pueden entregar cartas de acción especial.
4.       Recuperar un tesoro: Puedes reclamar una de las reliquias descartando 4 cartas de Tesoro de la misma reliquia estando en una de las casillas con el dibujo de dicha reliquia.

De estas acciones solo se pueden realizar 3 cada turno, combinándolas como se desee o haciendo una de ellas solo tres veces.
Hasta ahí todo parece fácil ¿verdad?
Pero, cada vez que un jugador ha terminado su turno, parte de la isla se inunda. Aun así no está todo perdido, los peones pueden nadar sobre partes inundadas.

¿Entonces?

La gracia está que cada vez que robas una carta de tesoro, puede aparecer una de las temidas cartas de ¡Las aguas suben!
Cada vez que esto ocurra el indicador del Nivel del agua aumenta un paso, pudiendo aumentar el número de cartas que se roban cada turno, luego se toman las cartas de la pila de descartes de Inundación y se mezclan, pero se colocan encima de la pila de Inundación, lo que significa que se volverán a robar mucho más rápido, y si se roba una localización que ya está inundada, esta se hundirá en el abismo. Desapareciendo para siempre del juego, haciendo que el resto de localizaciones aparezca más rápidamente ¿Vais viendo a lo que me refería? Pero además, si un peón está en una loseta normal, que se inunda, no ocurre nada, puede estar nadando sin problemas, pero si está en una inundada que se hunde en el abismo, debe de nadar a una loseta adyacente. Sino pudiese nadar porque no tenga ninguna adyacente en su movimiento permitido... ¡El jugador se hunde para siempre en el abismo y TODOS pierden la partida!

¿A que ahora no parece tan fácil?

Se necesita buena cooperación y trabajo en equipo para saber dónde desplazarse, que losetas salvar y que cartas entregar para poder conseguir las 4 reliquias, llegar a la pista de aterrizaje y que un jugador se haya guardado una carta de Ascenso en Helicóptero para poder salir victoriosos de la Isla.


Opinión

Es un juego rápido y divertido, que puede poner los pelos de punta pero que también favorece mucho la aparición del temido efecto líder (Un jugador que piense que su idea es la mejor y vaya dando órdenes al resto del grupo de qué hacer en sus turnos).
Ahora bien, si sabéis controlar el efecto líder, es altamente adictivo y muy entretenido, que fácilmente saldrá a mesa gracias a su corta duración y su amplio número de posibles jugadores.
Espero que os haya gustado esta reseña, gracias por visitar este universo de La Isla Prohibida.
¡Buen viaje a tod@s!

Comentarios

  1. ¡Las aguas suben! Esas cartas que rompen todos tus planes... Todos los exploradores deberían hacer cursos básicos de submarinismo xD

    Muy buena reseña, a ver si nos echamos un par de partidas otra vez :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como el +4 del uno dan escalofrios con solo oirlo brrrt

      Eliminar
    2. Jajaja, completamente cierto Victor y David, muchas gracias por los comentarios xD

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares